Se inauguró la 15 muestra del Programa Educativo de la Fundación Luisa Hairabedián.

El jueves 21 de abril, en el marco de la semana de conmemoración del 107° aniversario del Genocidio Armenio, se abrió en el Espacio para la Memoria ExESMA (Edificio Cuatro Columnas) la exposición “Visible lo Invisible”.

Con más de 150 estudiantes de todos los colegios participantes, junto a las Madres de Plaza de Mayo Nora Cortiñas y Vera Jarach, también con la presencia de Coco Hairabedian y finalmente con el testimonio de Ana María Soffiantini (sobreviviente del CCDTyM ESMA y representante de directorio de Organismos de Derechos Humanos); se creó un marco en donde se potenciaron la experiencia y la juventud.

¿De qué trata esta muestra?

En esta decimoquinta edición del Proyecto Derechos Humanos y Genocidios, se trabajó con documentación histórica probatoria del Genocidio Armenio.

Esta documentación fue utilizada en el Juicio por el Derecho a la Verdad iniciado por la Dra. Luisa Hairabedian y, en esta oportunidad, fue intervenida de forma creativa y reflexiva por les jóvenes.

El objetivo de este proyecto fue visibilizar el proceso judicial y sus fuentes desde una manera performática, recontextualizando los documentos a partir de la interpretación y sensibilidad de les participantes.

Participaron las siguientes instituciones educativas: Escuela de educación superior n40, 42 y 47 de Quilmes, Colegio Paideia, Colegio San Isidro, Colegio Aula XXi, Colegio Mekhitarista, Colegio Dardo Rocha, Colegio Nacional de Buenos Aires, el Instituto San Gregorio, el Colegio Armenio y la Escuela de Educación Superior número 11 de Villa Astolfi.

Facundo Gaitan Hairabedian, responsable del área educativa de la Fundación agradeció a les jóvenes y les docentes y directivos que sostuvieron el proyecto a pesar de la pandemia. “Es importante para nosotros como espacio, como institución, y como personas. Esto no tiene que ver únicamente con una historia familiar, sino con la historia de un país y de un mundo. Acá estamos hablando de graves violaciones a los derechos humanos que se cometieron y se continúan cometiendo y de ahí la importancia de por qué queremos trabajar estos temas en los colegios”.

Federico Gaitán Hairabedian, presidente de la Fundación contó que el movimiento de derechos humanos de la Argentina fue inspirador del compromiso con la búsqueda de la verdad y la justicia por el genocidio armenio que impulsó su familia. “Enfrentaron directamente a una dictadura”, sostuvo, y trazó un paralelismo entre ambos genocidios como motivación para que la muestra se exhiba en la ex ESMA.

Ana Soffiantini, en representación del Ente Público Espacio Memoria ex ESMA agradeció que la exposición se realice en un lugar tan emblemático. “Hacer visible lo invisible, es uno de los problemas que atravesamos hoy en la Argentina cuando están intentando invisibilizar una historia muy dura que hemos tenido. Son dos historias que sucedieron en el mismo siglo. Y somos la memoria viva. Para nosotros es importante el nivel de compromiso que asumieron ustedes, porque da una idea del nivel del resultado que vamos a tener”, sostuvo.

Vera Jarach narró a les estudiantes su historia personal, que une el Holocausto en Europa –del que parte de su familia fue víctima- con la desaparición de su hija Franca durante la última dictadura cívico militar, y volvió a advertirles que los genocidios pueden repetirse si no se trabaja sobre la memoria de aquellos hechos. “Por eso decimos, nunca más el silencio, nunca más la indiferencia, nunca más el odio”.

Sobre el final habló Nora Cortiñas: “Cuando vienen estudiantes y amigos a buscar un testimonio ¿qué quieren? Que sea directo, y nosotras seguimos con el mismo fervor 45 años después para transmitir la historia de nuestros hijos e hijas que eran luchadores populares que querían lo mejor para su país. Cuando nosotras no estemos, siguen todos ustedes, y estamos tranquilas de que van a seguir transmitiéndola”, expresó.

Y agregó: “No tenemos odio, pero queremos toda la justicia, toda la verdad, toda la memoria, para seguir adelante y dejarle a nuestros nietitos esa verdad que buscamos desde el día que se llevaron a nuestros hijos e hijas . Las Madres vamos a seguir yendo a los colegios, bastón, sillas de rueda, no importa”

“Norita” también trazó una línea entre la forma de construir memoria sobre el genocidio armenio y la última dictadura cívico militar argentina. “No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos y decimos: 30 mil detenidos y detenidas desaparecidos, ¡presentes! también decimos: los pibes caídos por la bala asesina policial ¡presentes!, las mujeres víctimas de femicidios, ¡presentes!, las madres de víctimas del gatillo fácil que también salen a buscar justicia, ¡presentes!, ¡ahora y siempre!”.

— @colegio.paideia

— @colesanisidro

— @aulaxxi

— @colegiomekhitarista

— @dardorochacolegio

— @cnba.uba

— @institutosangregorio

— @colegioarmenio