En el marco de los 46 años del golpe de Estado cívico militar Educ.Ar y Contenidos Públicos Sociedad del Estado compartieron con el Ente Público Espacio Memoria y DD.HH ex ESMA la inauguración la señalización histórica del Puente Peatonal de 130 metros que une el lugar donde hoy están emplazadas las oficinas de las señales de TV estatales y el portal que depende del Ministerio de Educación con el que fuera el campo de deportes de la ESMA.

Durante la inauguración, Daniel Schiavi, coordinador de Investigación y archivo del Espacio Memoria, les explicó a lxs trabajadorxs la historia del lugar donde cumplen día a día sus tareas, y el  rol que le fue asignado durante el terrorismo de Estado, como una de las dependencias que dio soporte al centro clandestino que funcionó en el ex Casino de Oficiales.

El cartel histórico recuerda la existencia del Campo de Deportes en un terreno contiguo de 12 hectáreas ubicado del otro lado de las vías del ferrocarril y de la autopista Lugones, al que se accede por el puente peatonal ubicado a metros del ex Pabellón de Máquinas, donde se realizó la actividad conmemorativa. Son tierras de relleno ganadas al río, y fue inaugurado en 1975 para la instrucción deportiva de los estudiantes. Por testimonios de conscriptos y exalumnos de la ESMA se sabe que una de las formas de eliminación física fue la incineración, la que se practicó en esos terrenos.

El edificio que hoy sirve de asiento de las señales televisivas como canal Encuentro, PakaPaka, DeporTV, Cont.Ar  y el portal educativo Educ.Ar, orientados a la producción y difusión de contenidos televisivos y multimediales, fue en el pasado el Pabellón Máquinas destinado a la capacitación de aspirantes y cabos, situado en el costado sur del predio del barrio de Núñez.

“Para nosotros como trabajadores y trabajadoras de este espacio hay una pregunta: ¿qué nos obliga trabajar en la ESMA a nosotros? ¿Es lo mismo que trabajar en cualquier otro espacio? ¿Cuál es nuestra obligación diferenciada por, cotidianamente, ejercer nuestra tarea acá?” interpeló a directora de Canal Encuentro, Cecilia Flaschland.

Y agregó: “Uno hereda un país una historia y frente a eso tiene una responsabilidad, que es hacer algo con eso que nos fue heredado. En nuestro caso creo que hemos hecho cantidad de cosas con la herencia de la dictadura. Nuestra ley de educación dice que lo que pasó en la dictadura es Terrorismo de Estado, costó mucho esfuerzo tener esa ley. Entiendo que nos hacemos muy responsables de lo que significa trabajar acá y cuando construimos la memoria en cantidad de programas, de materiales educativos y demás tenemos mucha noción de eso, y tenemos mucha noción también de que toda transmisión de un legado vinculado a un proceso genocida implica abrir espacios para que las generaciones que siguen hagan con eso otras preguntas”.

Daniel Schiavi, Coordinador de Investigación del Ente Público Espacio para la Memoria, les brindó a lxs trabajadorxs el conocimiento adquirido con el paso de los años sobre la historia del edificio donde cumplen sus funciones actualmente. “Al fin llegamos a la colocación de este cartel que está en los extremos, en una parte perdida de lo que era el predio de la Escuela de Mecánica. Fue un proceso largo, estamos aquí hace muchos años y el conocimiento de lo que aquí ocurrió y el funcionamiento de la Escuela se hizo muy despacio, con muchas dificultades, porque lo primero que se supo fue el funcionamiento del casino de oficiales como lugar de detención. Pero el resto del predio era bastante enigmático”, explicó.

Schiavi agregó que fue lento el proceso para superar el desconocimiento que había sobre “el carácter fantasmal que tenía la Escuela de Mecánica de la Armada”. “Era una especie de aldea, cuando la recibimos todavía estaban los marinos pero luego en tres años, cuando  la desalojaron,  nos encontramos con edificios vacíos, devastados, y fue muy difícil su habitabilidad. Y esas preguntas sobre qué pasaba ahí, qué había antes de que nosotros llegáramos se fue haciendo de a poco”.

“Para superar esa ignorancia lo primero fueron los testimonios de los sobrevivientes, después fue el acceso a los archivos de las Fuerzas Armadas  en 2010, y una vez abierto el Espacio se sumaron los relatos y testimonios de los ex alumnos de la escuela y los ex conscriptos, que son los que más aportaron al conocimiento del predio. A partir de eso pudimos tener una imagen más completa de este lugar”, sostuvo.

Luego explicó que el cartel que señaliza el puente peatonal “no es un cartel aislado”, sino que forma parte de la cartelería histórica que fue recientemente renovada. “Son esenciales porque hablan de esta existencia de la escuela de mecánica comprometida con la actividad represiva. No solo el casino de oficiales sino muchos otros lugares de la ESMA participaron para que el grupo de tareas pudiera operar. Ese es el recorrido histórico del predio”, concluyó.

La coordinadora General del Ente Público, Antonela Di Vruno destacó la trascendencia de compartir con lxs trabajdorxs esta actividad. “Esto tiene que pasar en cada edificio y con cada equipo de trabajo donde no dejemos de mencionar dónde estamos, qué lugar habitamos. De eso se trata habitar el espacio con todas las contradicciones, las controversias los acuerdos”. “No dejo de pensar, en un momento tan complicado, qué importante es la producción de contenido frente a discursos de odio y negacionistas que estamos escuchando. Esto no se acaba y se reconfigura, por eso pensar la construcción de contenido en un espacio de memoria no es lo mismo y espero que seamos replicadores de lo que sucede en este lugar”, agregó.

Además transmitió el saludo de la representación del Ente Público, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, la Subsecretaría de la Ciudad de Buenos Aires y el directorio de Organismos de Derecho Humanos “que hoy tiene como representante a Ana Soffiantini, una sobreviviente del centro clandestino, dentro del Órgano Ejecutivo”.

En representación de Educar S.E habló Gustavo Garnería: «Muchos de los que están aca son nuevos y no conocen la historia de este lugar, y lo que encontramos cuando llegamos en 2010», relató, en relación al primer contacto que tuvieron las instituciones cuando comenzó su llegada al predio, y agregó: «Lo importante es hoy tener memoria».

Fotos: Educ.Ar y Espacio Memoria