Si bien ya se reiniciaron las audiencias en casi todos los juicios del país, la Megacausa ESMA es una de las dos excepciones (la otra es la Megacausa, en Jujuy, con inspecciones oculares pendientes). Con nueve acusados que son juzgados por primera vez, el cuarto juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en la ESMA cumple dos años. El anterior duró más de cinco.

En marzo de 2020 todos los juicios en curso por delitos de lesa humanidad fueron suspendidos en función de la feria extraordinaria dispuesta por el Poder Judicial a partir de las definiciones tomadas por el Poder Ejecutivo para el aislamiento social, preventivo y obligatorio ante la pandemia del coronavirus.

Esta medida luego fue modificada, permitiendo habilitar algunas instancias de trabajo. Los distintos tribunales a cargo de debates orales y públicos analizaron las condiciones tecnológicas y recursos disponibles y resolvieron el reinicio a través de audiencias virtuales, sin público en la sala, con distanciamiento de las partes que concurren presencialmente.

El cuarto juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en la ESMA comenzó el 13 de agosto de 2018 y dos años después atraviesa la etapa de alegatos, que fue extendida al incorporarse prueba nueva durante el debate. El Tribunal llegó a notificar a las partes que había solicitado el informe de recursos tecnológicos para continuar con el juicio, pero todavía no se ha fijado fecha de reinicio de las audiencias. Durante el desarrollo del debate, se realizó a lo sumo una audiencia por semana, de corta duración.

En esta etapa de la Megcausa ESMA son juzgados nueve acusados por primera vez. Se tratan los casos de 816 víctimas de delitos de lesa humanidad cometidos en ese centro clandestino de detención, tortura y exterminio. El pedido de condenas de la fiscalía y las querellas es de ocho perpetuas y una a 7 años de prisión (condicionada por el acuerdo de extradición desde Brasil).