En la audiencia del 2 de marzo la fiscal Ángeles Ramos, a cargo de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, alegó en relación a la responsabilidad de Ferrari, integrante del G.T. 3.3.2 que operó en el centro clandestino de detención, tortura y exterminio que funcionó en la ESMA.

Se trata de un acusado para quien tanto la fiscalía como las querellas pidieron la condena a prisión perpetua. Poco antes de terminar el juicio, se conoció una nueva prueba, remitida por el Ministerio de Defensa en noviembre de 2019 que confirmó la presencia de Horacio Luis Ferrari en la ESMA entre 28 de enero de 1977 y el 6 de febrero de 1978.

La fiscal sostuvo que, a raíz de la incorporación por lectura al debate del Libro de Partes Mensuales de Novedades del Personal Naval Superior del Destructor ARA Rosales (1976- 1982), remitido por el Ministerio de Defensa, se corroboró nuevamente la hipótesis contenida en la acusación fiscal. De este modo, indicó que esa documentación acredita que el acusado salió en pase a la ESMA el día 28 de enero de 1977 y que permaneció en ese destino hasta el 6 de febrero de 1978.

El Tribunal Oral y Federal Nº 5 informó que las audiencias se desarrollarán cada 15 días. La próxima se realizará el lunes 16 de marzo a las 12:30.