En la audiencia del 17 de febrero volvió a declarar quien fuera mencionado por sobrevivientes como  “Pantera” o “Diego”, un contraalmirante retirado de la Armada que integró el Grupo de Tareas 3.3.2 de la ESMA desde marzo de 1977 hasta enero de 1978. Esta vez ante la incorporación de nueva documentación en la acusación en su contra por delitos de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención, tortura y exterminio de la ESMA. Ferrari afirmó que las planillas presentadas deberían haber sido incineradas y criticó las declaraciones de sobrevivientes. Con referencia a algunas anotaciones en su legajo personal, dijo: “No soy yo esa persona” y agregó que “equivocadamente (se) registró en el legajo” datos que no son de él. Una vez más, sostuvo que es confundido con otra persona de igual apellido, que prestó servicios en los mismos años en la Armada. Mientras sigue el juicio, Ferrari está excarcelado. En la acusación, se señala que integró el Grupo de Tareas de la ESMA desde marzo de 1977 hasta enero de 1978. El pedido de condena de la fiscalía y todas las querellas es de perpetua.

La próxima audiencia será el 2 de marzo a partir de las 13:00 con los alegatos de las partes sobre esta documentación. Falta poco para que el Tribunal Oral y Federal Nº 5 dé a conocer el fallo del juicio a nueve acusados por los casos de 816 víctimas.