“Ambas propuestas acercan a los estudiantes a la historia reciente,
a la construcción de la memoria y las convierte en un proyecto novedoso”.

Los organismos de derechos humanos que integran el Espacio Memoria entienden a la educación como una herramienta fundamental para transmitir nuestro pasado reciente a las futuras generaciones.

La casa de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora es la sede de la Escuela de Música Popular, un espacio de formación, producción y expresión de música popular con perfil comunitario. La iniciativa surge de un trabajo en conjunto con la Fundación Música Esperanza, la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y el Ministerio de Educación. Tiene una duración de cuatro años y no posee un perfil de carrera de conservatorio sino que está dirigida a chicos y chicas que tienen conocimiento de música y perfil comunitario.

Más tarde, la agrupación H.I.J.O.S -junto con la Facultad de Periodismo de la UNLP- puso en marcha la primera carrera de periodismo deportivo pública y gratuita en la Ciudad de Buenos Aires. El proyecto apunta a la formación de periodistas deportivos entendiendo a la comunicación como un derecho fundamental. Esta tecnicatura se dicta en la Casa de la Militancia del organismo, ubicada en la ex ESMA.

Contacto

Tecnicatura en Música Popular
tecnicaturamp@gmail.com

Tecnicatura en Periodismo Deportivo
coordinacion.periodeportivo@gmail.com

Datos

2014

Primera promoción de los estudiantes de la tecnicatura en Música Popular.

+ 150

chicos y chicas se inscriben cada año en la carrera de periodismo deportivo.

+ 300

estudiantes cursan a diario ambas tecnicaturas.

EDUCACIÓN Y MEMORIA

Una selección de imágenes describen el trabajo que llevan adelante ambas técnicaturas
que se cursan en el predio de la ex ESMA.

Testimonios

TESTIMONIOS

“El programa nos ayuda a docentes y a estudiantes a pelear todos los días por la vigencia del Estado de derecho y a tratar los crímenes del terrorismo de Estado desde una memoria viva”.

Federico Derendinger, docente de la Escuela Secundaria N° 34 de Castelar.

“El programa La Escuela va a los Juicios me hizo sentir parte de este momento histórico, y me permitió comprender que hubo una planificación del genocidio para implementar un plan económico”.

Camila, estudiante del Colegio Normal 4 de Caballito.

“Es imborrable haber podido estar presente cuando se hace justicia por un hecho histórico tan importante, y sobre todo recordar, y sufrirlo como si lo hubiera vivido, recordarlo para que nunca pueda volver a pasar”.

Morena, estudiante del Instituto Saint Exupery de la Ciudad de Buenos Aires.

CONOCÉ EL RESTO DE NUESTRAS PROPUESTAS