Megacausa ESMA INICIO EL JUICIO DÍA A DÍA DOCUMENTACIÓN
INICIO CONTACTO ENGLISH PORTUGUÉS

28 02 2015
Topo Encinar: “Hay mucha gente que defiende mucho el lugar y está muy comprometida”

El Topo Encinar se desempeña como uno de los productores de las actividades del Espacio Cultural Nuestros Hijos (ECuNHi), de la Asociación Madres de Plaza de Mayo. Su historia como cantautor lo ubica dentro de la nueva generación de músicos independientes que ha ido ganando espacio en la música popular nacional. 


Su delicada poesía se acerca de manera muy sensible a los temas sociales de la Argentina y Latinoamérica. Desde 1999, Topo Encinar es el organizador del Encuentro de Músicos Independientes de Folklore, que se realiza en Tucumán, su provincia natal, y promueve aquellas expresiones artísticas que circulan fuera del ámbito de los grandes festivales y de los circuitos comerciales. 

 

¿Cómo fueron tus inicios en la música? 

Soy nacido y criado en Tafí Viejo, provincia de Tucumán, una ciudad ferroviaria, cuyos talleres son muy conocidos. Siempre estuve metido entre músicos, aunque mi carrera profesional comenzó en Santiago del Estero, cuando a los 18 años me fui a vivir allá. Mi generación conocía muy poco la música folklórica tucumana. Además, la dictadura fue muy pesada en la provincia y el auténtico material folklórico estaba prácticamente desaparecido. Yo empecé tocando rock, que me gustaba mucho, como a todos los pibes. Por eso me quedé totalmente sorprendido cuando escuché a los MPA-Músicos Populares Argentinos del Chango Farías Gómez (integrado por Peteco Carabajal, Rubén Mono Izaurralde, Jacinto Piedra y Verónica Condomí) y a Liliana Herrero, ya que tenían un sonido más rockero. Decidí irme a Santiago porque tenía la oportunidad de tocar en una banda que se estaba formando allá y que tenía esas características. El grupo se llamaba La Calle, Tucho Ruffa era el cantante, sonaba casi como heavy metal. Para mí era todo muy novedoso y ahí me tiré a la pileta. En Santiago lo conocí a Jacinto Piedra. Con él trabajé como un año y medio hasta que falleció. La verdad, que fue un bajón, realmente muy triste. Entonces me volví a Tucumán. En ese momento ya componía pero muy poquito, por lo general acompañaba. 

¿Cómo fue entonces la vuelta a Tucumán? 

Lo acompañaba mucho a Claudio Sosa y a Lucho Hoyos, que era un poco mayor que nosotros. Fue muy importante porque tenían acceso a los mayores. Con ellos iba a los asados y reuniones, donde fui descubriendo lo que era el auténtico folklore tucumano. Lucho fue de una influencia enorme para mí, un gran docente de guitarra, fue el primer tipo que conocí de cerca que buscaba un sonido propio en Tucumán. En 1994 armé un dúo con Leopoldo Deza, donde empecé a desarrollar mis propias composiciones y más tarde, en 1996, formé el grupo Mulalma, ya como compositor, arreglador y cantante. Con este grupo hacemos “Tukma Ñaño” y somos finalistas en el rubro grupo instrumental del Pre- Cosquín 1997. En el año 2000, me vine a Buenos Aires y en el 2003 ya me quedé. En Tucumán estuve desde siempre conectado con la política y en forma permanente con lo que pasó en la dictadura. Muchos de mis amigos en Tucumán tienen a sus padres desaparecidos. 

¿Cómo fue su vinculación con la militancia política?

Toda mi vida estuvo atravesada por la política y la militancia. Mi viejo era militante del Partido Comunista. Tengo algunos recuerdos de militantes que se llevó la última dictadura y muchos eran amigos de mis viejos. Esto siempre estuvo presente en mi casa y en mi vida. Cuando asumió Bussi (Antonio Domingo) en 1987, se organizó una contramarcha. Yo volvía del colegio y me fui a la marcha que fue atacada y baleada. Tucumán tiene una sociedad muy conservadora, pero también concentró gran parte del estudiantado del Noroeste Argentino, una gran historia de lucha de la clase trabajadora y una importante comunidad artística muy progresista. 

¿Cómo continuó su carrera musical en Buenos Aires?

Aunque empecé a componer a los 15 años, fue acá donde me incliné totalmente en el camino de solista, con mis propias composiciones. Llegué primero con mi banda (Mulalma) y después me quedé. Mi primer disco fue “Apaganoches”, el cual fue muy bien aceptado. En esa obra propuse la búsqueda de un nuevo lenguaje poético-musical, siempre dentro de la música popular argentina. Compartí discos y también escenarios, con artistas como Juan Falú, Raúl Carnota, Juan Quintero, Lucho Hoyos, Verónica Condomí, entre muchos.

¿Cuáles son los proyectos que estás llevando a cabo actualmente?

Ahora estoy por grabar otro disco con canciones mías. Tengo un gran respeto por la letra de las canciones. Me cuesta escribir y sólo cuando estoy muy seguro recién muestro mi trabajo. ¡El proceso de composición es muy arduo! Me considero un ‘cancionista’. Para este disco tengo canciones muy nuevas y otras que han ido quedando afuera en otros momentos, que las quiero incorporar. También otras en co-autoría con otros músicos como Raúl Carnota, con Teresa (Parodi), Fernando Barrientos (del dúo mendocino Orozco-Barrientos). Va estar bueno y quiero que salga este año. La idea es que se despliegue en varios sentidos y que intervenga tanto un cuarteto de cuerdas, como otros grupos, dúos y solistas. También sigo en Tucumán con la producción de Encuentro de Músicos Independientes que es algo así como una versión de ‘Músicas de Provincia’. Ahora en marzo se vuelve a hacer. 

Hablemos del Espacio de la Memoria, de su trabajo en el ECuNHi.

Teresa (Parodi) me invitó en mayo del año pasado a sumarme a este espacio cultural. Trabajo en la producción de todos los espectáculos y de todo lo que haga falta, también de los talleres y cursos. Además de productor, colaboro como músico, por ejemplo cuando finalizan los talleres de tercera edad. Es una experiencia muy linda hacer esto con los viejos. Llegar aquí fue algo muy importante para mí. Estuve muchas veces anteriormente, incluso cuando recién empezaba el ECuNHI. Vine a tocar un montón de veces, a ver espectáculos. Hace muchos años que soy amigo de Chiqui Ledesma, la coordinadora general artística del ECuNHI, y estaba totalmente al tanto de todo lo sucedía acá. Me pasa algo fuerte cuando estoy por acá. Me sigo conmoviendo, cuando veo las postales, o las fotos del pasillo del ECuNHI, o los rostros y pienso: “qué locura hermano, que jóvenes que eran…” O estoy haciendo algo y me cuelgo con el lugar, con lo que pasó. Es muy impresionante y es inevitable. Me vienen recuerdos de cuando yo iba al colegio en Tucumán. En mi escuela había 25 chicos desaparecidos. 

¿Qué actividades tienen planificadas dentro del ECuNHi para este año?

Voy a arrancar con un ciclo de entrevistas con músicos, que se va a realizar una vez por mes. La idea es que sean entrevistas abiertas al público. Yo voy a ser el entrevistador. Son charlas que tratarán sobre la vida del músico invitado. No va a ser un show, sino una charla ilustrada con canciones del autor. Se va a realizar un sábado por mes en el micro cine que es chiquito, más cálido. Lo inauguramos en abril. Queremos que los ciclos sean de interés para mucha gente y que vengan artistas que tengan un gran reconocimiento y que sean convocantes. También estamos pensando en algunos cambios en el ciclo Escenario Rock. El año pasado se hacía todos los jueves y venían tres bandas por jueves. Ahora la idea es hacerlo una vez por mes y que toque una única banda. Me encanta trabajar acá. Me gusta el lugar, trabajo con gente que siente y piensa en la misma onda. Además hago lo que me gusta, lo que he tratado de hacer toda mi vida. Es un privilegio. Yo conozco este lugar desde que se empezó, por el 2008, y era tétrico, no había nada. Lo que hay ahora es sumamente acogedor, sin olvidar lo que pasó. Pero ahora hay vida, hay alegría, hay energía vital y eso es muy lindo. Estoy muy entusiasmado y me gusta. Hay mucha gente que defiende mucho el lugar y está muy comprometida. Todos le ponemos mucho el cuerpo y yo siento un gran crecimiento personal, una evolución en cuanto a mi compromiso de siempre.




Otros artículos de Opinión

[+] 
[+] 
[+] 
[+] 
[+] 
[+] 
[+] 
[+] 
MEMORIA, VERDAD, JUSTICIA. 30.000 DETENIDOS-DESAPARECIDOS PRESENTES

Ente Público Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos
Av. del Libertador 8151 | Tel. 4702-9920 | Ciudad de Buenos Aires (C1429BNC) Argentina | SEO | Todos los derechos reservados 2011


LICITACIONES Y COMPRAS