Megacausa ESMA INICIO EL JUICIO DÍA A DÍA DOCUMENTACIÓN
INICIO CONTACTO ENGLISH PORTUGUÉS

30 08 2016
Darío Sztajnszrajber: “No hay un post-ESMA, porque habla de nuestro presente”

El filósofo compartió una visita especial por el Sitio de Memoria ESMA junto a Graciela Lois, de Familiares.


El sábado 27 de agosto, como todos los últimos sábados de cada mes, se realizó en el Sitio de Memoria ESMA, “La Visita de las Cinco”, un recorrido que coincide con la última visita guiada del día, acompañada por invitados especiales. En esta oportunidad: el filósofo Darío Sztajnszrajber; Graciela Lois, integrante de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas y Luis Bruschtein, periodista y subdirector del diario Página 12 que fue convocado para escribir una crónica de la actividad. Los tres recorrieron junto a unas 100 personas el edificio donde funcionó el centro clandestino de detención, tortura y exterminio de la ESMA entre 1976 y 1983.

Para comenzar la actividad, que cada mes se enmarca en la celebración de una efeméride, en este caso la anulación de las leyes de la impunidad el 21 de agosto de 2005, Graciela Lois contó su historia en relación a esta lugar; su marido Ricardo fue desaparecido aquí junto a varios compañeros de militancia de ambos, en la Juventud Peronista de la Facultad de Arquitectura. “Les dimos justicia a los que nos hicieron desaparecer, pero también queremos, a propósito de lo de Etchecolatz, que cumplan sus condenas en la cárcel, porque a diferencia de los desaparecidos ellos tuvieron abogados que los defendieron y jueces que los juzgaron. Y muchos de nosotros no tenemos ni siquiera los restos para hacer nuestro duelos”, reflexionó Lois en torno a la Justicia. 

En los años 90, ella y Laura Bonaparte, madre de Plaza de Mayo con seis personas desaparecidas en su familia, impidieron que se demoliera este edificio del ex Casino de Oficiales presentando un recurso de amparo ante la Justicia. Luis Bruschtein, hijo de Laura, habló de ella antes de empezar la recorrida: “Mi madre decía que no podíamos dejar que tiraran abajo la ESMA, que se la tragara la tierra. En ese momento parecía un contrasentido, pero ella lo tenía muy claro. Era el tema de la Memoria, que después se fue transfiriendo a la política y a la cultura”. 

“Quizás a todos nosotros este lugar nos convoca desde un lado diferente al de Graciela o al de Luis, no biográfico, aunque sí biográfico en términos sociales”. El filósofo Darío Sztajnszrajber comenzó sus intervenciones manifestando que acompañaría desde su disciplina, “habilitando el ejercicio de la pregunta”. 

“¿Qué vamos a ver? ¿Lo que no hay? Tal vez esa es la pregunta que atraviesa todos los sitios de la memoria. Cómo representar lo irrepresentable, con los riesgos que esto implica. ¿Tiene que ser entretenida una visita a la ESMA, tiene que ser pedagógica, tiene que estar estetizada? ¿Eso no atenta contra lo que sabemos que aquí pasó? ¿Cómo conciliar estos dos extremos? Porque la memoria no es lo mismo que la Historia, la memoria no tiene que ver con lo que pasó, sino con el presente”, reflexionó junto al público. 

Guiado por estas cuestiones, la visita continuó con reflexiones en torno al pensamiento occidental, la ética, el bien, el mal, la banalización, los desaparecidos. Y con citas y referencia a autores como Gérard Wajcman, Hannah Arendt, Jacques Derrida, Giorgio Agamben y Primo Levi, entre otros. 

“Hay un después de la dictadura, un después inmediato, el retorno de la democracia, los 80... Hay un después de la post dictadura, los 90, en una relación de ruptura-continuidad. Hay un después del después del después de la dictadura, con todas las políticas de derechos humanos del siglo XXI. Hay muchos post… Lo que no hay es un después de la ESMA. No hay un post-ESMA. ¿Por qué? Porque sigue presente, porque habla de nuestro presente, porque nos sigue constituyendo en lo que somos. No es que hay un después superado… La ESMA, de algún modo, sigue abierta. ¿Qué siginifica? ¿Qué ESMA es la que sigue abierta? La que habla de nuestro presente que reelabora permanentemente su pasado. La ESMA ya no es lo que era, pero al mismo tiempo sigue siendo para que el testimonio de la memoria se pueda seguir ejerciendo”, profundizó Sztajnszrajber sobre el final, en el Salón Dorado.




Otras Noticias

MEMORIA, VERDAD, JUSTICIA. 30.000 DETENIDOS-DESAPARECIDOS PRESENTES

Ente Público Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos
Av. del Libertador 8151 | Tel. 4702-9920 | Ciudad de Buenos Aires (C1429BNC) Argentina | SEO | Todos los derechos reservados 2011


LICITACIONES Y COMPRAS