Megacausa ESMA INICIO EL JUICIO DÍA A DÍA DOCUMENTACIÓN
INICIO CONTACTO ENGLISH PORTUGUÉS

02 10 2017
Se acerca la sentencia de la megacausa ESMA

Comenzaron las palabras finales de los imputados. Los primeros en hablar fueron Martínez Pizarro, Cavallo y Astiz.


En el marco de una nueva audiencia oral y pública en el tercer juicio por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la ESMA, el miércoles 4 de octubre comenzó la etapa de las palabras finales de los 54 imputados previas al fallo que deberá dar el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 5 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Así, tras casi cinco años de juicio oral y público, en pocas semanas se podría conocer la decisión de los jueces Daniel Obligado, Adriana Palliotti y Leopoldo Bruglia sobre la condena por los crímenes de lesa humanidad cometidos a 789 víctimas.

Uno de los convocados para hacer uso de las palabras finales fue Alfredo Astiz, ex capitán de fragata de la Armada, quien ya fue condenado a perpetua en el segundo juicio de la megacausa por haber integrado el Grupo de Tareas represivas 3.3.2 de la ESMA. Cumple su arresto en el pabellón de lesa humanidad del Penal de Marcos Paz. En 2008, la Corte de Apelaciones en lo Penal de Roma lo había condenado a prisión perpetua en ausencia junto a otros cuatro represores. Actualmente, está siendo juzgado por los casos de más de 300 víctimas.

Astiz inició sus palabras con una frase de Voltaire y se negó a reconocer a “este ilegítimo tribunal, a esta ilegítima fiscalía y a este ilegítimo juicio”. Tampoco consintió “a los abogados que le fueron impuestos” y describió que la “ilegal y encarnizada persecución” del “terrorismo judicial” que resulta “en la muerte de los camaradas constituye un delito de lesa humanidad”. Afirmó que no se defiende porque no reconoce a este acto como un juicio y, como suele hacer, no reconoce a estos tribunales como sus “jueces naturales”, ya que como estaban “en guerra, deberíamos ser juzgados por el código de justicia militar por los supuestos hechos”.

Este imputado superó los 40 minutos dispuestos por el tribunal para las palabras finales de cada acusado y habló durante más de una hora. Desarrolló el concepto de “guerra sin tiempos”, en el que la guerra contra el “terrorismo” nunca se gana y lo que se van sucediendo son distintas batallas. Desligó de culpa a las Fuerzas Armadas y de Seguridad que se vieron “obligadas” a responderles a los “terroristas”.

También se refirió a los procesos judiciales por delitos de lesa humanidad como “juicios de venganza” y que la verdadera razón para estos es “destruir y quitar poder a las Fuerzas Armadas por la derrota sufrida durante los 70”. Astiz también acusó a la “ilegítima fiscalía” de “ignorar la cosa juzgada” y por su “mendaz desempeño”, y alegó que son víctimas de un “linchamiento”.

 “Nunca voy a pedir perdón por defender a mi patria”, aseguró. Y finalizó con una frase de Platón: “La peor forma de injusticia es la justicia simulada”.

En esta audiencia habló también Martínez Pizarro, quien se desempeñó como médico e integró el Grupo de Tareas 3.3.2. Desde enero de 1977 hasta marzo de 1978 estuvo a cargo del consultorio de la ESMA. Está acusado por más de 300 casos y no tiene condena previa.

En su exposición, Pizarro negó su participación en los hechos que se le imputan y afirmó que su intervención en el Grupo de Tareas no ha sido probada. Además, dijo que su imputación se trata de un error de identificación. Acusó a la fiscalía de no ser objetiva y de mentir durante el proceso judicial. También aseveró que se logró que los testigos distorsionaran su memoria.

“Hablamos de una media verdad con muchas mentiras”, indicó Pizarro en la parte final de su alocución.

Por otro lado, Ricardo Miguel Cavallo tuvo lugar para exponer sus palabras finales. Durante el terrorismo de Estado también integró el Grupo 3.3.2 de Tareas, desde el sector “Inteligencia”. Luego, estuvo prófugo en México, donde vivió con una identidad falsa. En  2000, el juez español Baltasar Garzón pidió su extradición a España para ser juzgado. Mientras Cavallo estaba preso en España, en la Argentina se declararon nulas e inconstitucionales las Leyes de Punto Final y Obediencia Debida por lo que en 2008 fue extraditado a la Argentina para ser juzgado por el Poder Judicial del mismo país en el que cometió sus crímenes. Fue condenado en 2011 a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad y actualmente cumple su condena en el Penal de Marcos Paz. En este juicio, Cavallo está imputado por los casos de más de 100 víctimas.

En su intervención, Cavallo reiteró lo que considera su inocencia en los “supuestos hechos” que se le imputan y también acusó a la fiscalía por falta de objetividad. Al igual que Pizarro, aseveró que los testimonios han sido “coordinados y reconstruidos”. Aclaró que tienen razón aquellos que hablan de “juicios de venganza”, ya que la justicia no se aplica a favor de los imputados.

Sobre la Megacausa ESMA

Hace cuatro años y medio, el 28 de noviembre de 2012, comenzó el tercer juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención, tortura y exterminio que funcionó en la ESMA durante la última dictadura que sufrió la Argentina.
En este debate oral y público son investigados los casos de 789 víctimas, por los que son juzgados 54 imputados, ex integrantes de las Fuerzas Armadas. Inicialmente eran 68, pero durante el juicio se redujo la cantidad de imputados por fallecimiento o asuntos de salud.

El debate está a cargo del Tribunal Oral Federal Nº 5. Se desarrolla en los Tribunales Federales de Retiro (Avenida Comodoro Py 2002, Ciudad de Buenos Aires). Las audiencias se realizan los miércoles desde las 9:30hs. Pueden ingresar los mayores de 18 años de edad, acreditándose con su DNI, cédula o pasaporte.




Otras Noticias

MEMORIA, VERDAD, JUSTICIA. 30.000 DETENIDOS-DESAPARECIDOS PRESENTES

Ente Público Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos
Av. del Libertador 8151 | Tel. 4702-9920 | Ciudad de Buenos Aires (C1429BNC) Argentina | SEO | Todos los derechos reservados 2011


LICITACIONES Y COMPRAS