La campaña busca llegar a las nuevas generaciones a través de las redes sociales. Al cumplirse 42 años de su creación, apuestan a “cruzar barrios” y llegar hacia otros colectivos que no están tan informados sobre su lucha, pero pueden comprender que la identidad es un derecho. #ChallengexLaIdentidad

 

Las Abuelas de Plaza de Mayo cumplen 42 años de  búsqueda y encuentro con  sus nietas y nietos. Empezaron a reunirse en 1977 en pleno terrorismo de Estado, cuando sus hijas y nueras fueron desaparecidas embarazadas o secuestradas con su grupo familiar. Hasta ahora, con su lucha, lograron resolver 130 casos: algunos son abrazos y otros son embarazos que no llegaron a término durante el cautiverio de las mujeres detenidas-desaparecidas en los centros clandestinos de detención, tortura y exterminio.

En estos 42 años las Abuelas desplegaron distintas estrategias para llegar hasta sus nietas, nietos y personas que puedan aportar información. Primero fueron ellas las que encararon la búsqueda. Luego, cuando lxs nietxs se convirtieron en adultos, fueron ellxs los que se acercaron necesitados de conocer su identidad. Ahora también piensan los mensajes para las bisnietas y bisnietos. Con una convocatoria para compartir fotos y recuerdos de las abuelas, este año proponen sumarse al “Challenge por la Identidad” en las redes del 22 al 25 de octubre con los hashtag  #ChallengeXLaIdentidad y #MesDeLaIdentidad con copia a @abuelasdifusion en Twitter e Instagram.

La campaña está destinada a toda la sociedad, pero especialmente a quienes nacieron entre 1975 y 1980 y desaparecieron junto a sus familias o nacieron en cautiverio, y sus familias. Proponen publicar “hablando sobre la importancia de saber quiénes somos, a través de una anécdota, un recuerdo, una intervención, una foto, un video o lo que se te ocurra, con tu estilo de publicación habitual en las redes sociales”, cuentan en la convocatoria.

Desde el Espacio Memoria conversamos con Clarisa Veiga, integrante del área de prensa de Abuelas de Plaza de Mayo, sobre la campaña Challenge por la Identidad:

-¿Qué ideas motivaron esta campaña?

-Desde hace tiempo queremos armar una acción más coordinada con influencers y jóvenes que usan las redes. El área de prensa de la legisladora Victoria Montenegro nos trajo la propuesta de hacer un challenge y empezamos a trabajarla para que el 22 de octubre y los días posteriores se haga un Challenge por la Identidad con una foto de los usuarios con sus abuelas para dar cuenta de ese vínculo y de la trascendencia de la lucha de las Abuelas, que tiene que ver con este lazo amoroso que ha llevado a las Abuelas de Plaza de Mayo a buscar durante 42 años a sus nietos y nietas.

-¿Cuál es la importancia de incluir a la juventud en el mensaje de las Abuelas en estos 42 años?

-La importancia de que la juventud se involucre en la búsqueda tiene que ver con que las Abuelas ya desde hace tiempo buscan a tres generaciones: a sus hijos e hijas desaparecidxs, que buscan saber más que nada qué pasó con ellos, a sus nietos y nietas, quienes están en edad de ser padres y madres. Por eso las redes sociales, que son un medio que utilizan los jóvenes, son una manera de llegar a esa juventud y que tal vez puedan hacer pensar a sus padres y madres sobre su origen, si es que aún no lo han hecho, a través de esta información. A pesar de que la dictadura les puede parecer lejana, es muy cercana porque todavía hay gente de la edad de sus padres y madres que no conoce su verdadero origen.

-¿Cómo puede aportar el uso de las redes en la búsqueda de las Abuelas?

-Las redes sociales, como siempre, son una herramienta más. Las Abuelas han apelado a la comunicación desde el inicio de su búsqueda y se han ido aggiornando en las distintas épocas para que los distintos medios les sirvan de vínculo para que se conozca la búsqueda de sus nietos y sus nietas: la radio, la prensa escrita, la gráfica… Hoy las redes sociales nos permiten llegar a un público también masivo, pero además por nicho, por eso es importante diversificar los grupos hacia los que nos dirigimos, porque las nietas y nietos pueden estar en cualquiera de ellos. Seguramente escuchen música, sigan a determinados autores, periodistas y demás. Esos referentes pueden ayudarnos a hacer que estos nietos reflexionen sobre su propia identidad.

-¿Qué resultados tuvieron hasta ahora con el uso de las redes en la difusión de la causa?

-Las redes sociales de Abuelas tienen una gran llegada. Las Abuelas son una asociación que con el correr de los años se ha legitimado y son referentes de los derechos humanos y eso hace que sus redes sean muy seguidas. No obstante, es importante para llegar a los nietos y nietas que faltan poder cruzar barrios, como se conoce en el mundo de las redes, porque las Abuelas siempre han pensado en eso: no se puede hablar a los convencidos porque los nietos pueden estar en barrios que no sean tan afines. Por eso las estrategias van en ese sentido: poder saltar hacia otros colectivos que quizás no nos tengan tanta simpatía, pero pueden comprender que la identidad es un derecho y que no importa el color político: cualquiera tiene derecho a saber cuál es su origen y con esa información ser libre y hacer de su vida lo que desee.