Expresó Taty Almeida, madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, durante la inauguración de la muestra fotográfica y documental “Legado en Movimiento”, organizada en el marco del Día Internacional del Detenido Desaparecido.

La Casa Nuestros Hijos, la Vida y la Esperanza de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, en el Espacio Memoria, se llenó del recuerdo de lxs detenidos desaparecidos en su etapa militante. Se evocaron sus sueños, sus banderas, las canciones que marcaron su época, las primeras pancartas con que las Madres comenzaron a reclamar por ellos.

La apertura de la muestra “Legado en Movimiento” fue, además de un acto emotivo, la oportunidad de exhibir material de archivo fotográfico y documental sobre los años ’70, incluidos los obtenidos en 2010 sobre la actuación, entre 1971 y 1973 de la Cámara Federal en lo Penal, conocida como “Camarón” o “cámara del terror”.

Lucila Quieto, curadora de la muestra, eligió la palabra “reactivación” para reflejar la idea de un material que vuelve a hacerse público en respuesta a un pedido de las Madres: que la Casa que las alberga en el Espacio Memoria sea el lugar de sus hijos.

“Nuestros desaparecidos siguen presentes porque en buena hora los recordamos en la juventud maravillosa que tenemos. Cuando algún trasnochado todavía dice ‘por algo será que los desaparecieron’ nosotros decimos: ¡claro que fue por algo, no fue por estúpidos ni por poco inteligentes, sino porque fueron militantes!”, aseguró Taty Almeida, en nombre de Madres de Plaza de Mayo Línea fundadora. Junto a ella estuvieron Vera Jarach, Enriqueta Maroni, y Haydée Gastellú, Paula Maroni, directora de la Casa de las Madres en el Espacio Memoria, representantes de todos los organismos de Derechos Humanos, sobrevivientes de los centros clandestinos de detención y los diputados nacionales Javier Andrade y Horacio Pietragalla, entre otros.

“Cuando Videla decía que los desaparecidos no eran, no estaban, ¿cómo que no eran, no estaban? ¡Eran nuestros hijos, teníamos los nombres de ellos, eran Juan, eran Betty todos los hijos de las madres!”, sostuvo la madre Enriqueta Maroni. “Buscando nuestros hijos las madres conocimos los problemas sociales”, agregó.

El ex director del Centro Cultural Haroldo Conti, Eduardo Jozami, habló desde su historia como militante de los ’70: “El mejor homenaje a los compañeros y compañeras desaparecidas es decirles que en estos momentos todos vamos a tener la firmeza para no retroceder ni un cachito así en la lucha por Memoria, verdad y justicia. Los tiempos son otros, pero nos hacemos cargo de esta historia sin beneficio de inventario. No porque no tengamos muchas cosas que criticar, sino porque uno no puede renunciar a su propia historia”, aseguró.

En nombre de la agrupación H.I.J.O.S Capital, Charly Pisoni elogió la lucha de las Madres y llamó a recordar que “les desaparecieron a sus hijos y a su propia fundadora, y siempre siguieron adelante”.

Sandra Moresco, de Familiares de Desaparecidos y Detenidos transmitió el saludo de Lita Boitano y aseguró: “Sólo por amor uno puede luchar por su pueblo a pesar de los riesgos”, y agregó: “Vivimos en un país con 40 millones de habitantes, 14 millones tienen hambre: tenemos mucho por hacer”.

La inauguración concluyó con las Madres y el público cantando la “Marcha de la Bronca” de Pedro y Pablo y al grito de “¡30 mil detenidos desaparecidos presentes!, ¡ahora y siempre!”

La muestra estará abierta al público de 10 a 17 hs, en la Casa Nuestros Hijos, la Vida y la Esperanza, Avenida del Libertador 8151 CABA