Una hora y media después del horario programado, comenzó la que sería la última audiencia testimonial de la cuarta parte de la Megacausa ESMA, si se confirma que el próximo lunes empieza la etapa de alegatos. El primero en exponer será el Ministerio Público Fiscal.

Antes de empezar

Nuevamente, una de las defensas se opuso a que hubiera personas menores de edad como público y solicitó su desalojo. Por unanimidad, el tribunal reiteró su definición del año pasado en la que habilitaba a las personas mayores de 16 años a presenciar el juicio. Los y las jóvenes forman parte del programa La escuela va a los juicios, organizado por el Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA).

El testimonio de la sobreviviente Alicia Milia de Pirles (290). Ampliación

Alicia Millia de Pirles ya declaró en las instancias previas del proceso judicial. Fue secuestrada el 28 de mayo de 1977 por un grupo de hombres. “Me pegan y me secuestran. Me suben a un Ford Falcon naranja. Me llevan a la ESMA”, describió. Alicia relató que quien comandaba el grupo era “Pantera” (Horacio Luis Ferrari) y que también participaron “Fibra” (Rioja), “220” (Weber), Antonio Pernías y “el loco Antonio”. “Salgo (de la ESMA) porque deciden dejarme salir el 19 de enero de 1979”, afirmó.

A “Pantera” pudo ubicarlo en el centro clandestino hasta fines de 1977 y agregó que lo denunció desde su liberación, pero no sabía el nombre. También mencionó a “Cortés” (Conde): “Todos decían que era del Ejército, me llevaron a verlo (al sótano) dos o tres veces”. A “Tiburón” (Cabral) lo vio en el sótano.

“Pantera” suelta

En pleno juicio por la Megacausa ESMA, el genocida Horacio Luis Ferrari, alias “Pantera”, fue liberado por el Tribunal Oral y Federal Nº 5, integrado por Daniel Obligado, Adriana Palliotti y Gabriela López Iñiguez. Es uno de los nueve acusados que están siendo juzgados por primera vez por delitos de lesa humanidad.

Semanas atrás, el nieto restituido José Bustamante García denunció en el juicio que Ferrari fue quien lo sacó de la ESMA para su apropiación y lo entregó a la familia que ocultó su identidad: “Fui entregado a la familia de un militar, un suboficial. Según denuncias, Horacio Luis Ferrari sería la persona que hizo mi traslado desde la ESMA a Puerto Belgrano”, declaró.

El contraalmirante retirado de la Armada que integró el Grupo de Tareas 3.3.2 de la ESMA desde marzo de 1977 hasta enero de 1978.

En la audiencia se reclamó por su detención y el tribunal indicó que se presente el reclamo en Casación.

La próxima audiencia será el lunes 13 de mayo desde las 9:30.